jueves, 28 de julio de 2011

Fotos de dos días duros, Tourmalet y primer día del Galibier

Etapa 12 Tour de Francia 2011

Etapa 18 Tour de Francia 2011

Noticia Diario Córdoba

Gracias a Jose María Luque por su interés en nuestra aventura, tenemos un rinconcito en el Diario Córdoba del día de hoy, 28 de Julio del 2007. Os paso el enlace y la noticia en formato imagen.

http://www.diariocordoba.com/noticias/noticia.asp?pkid=654534

miércoles, 27 de julio de 2011

Gracias, 1 millón de gracias!!!

No podemos decir otra cosa que gracias, muchísimas gracias, un millón de gracias. Gracias a mi padre, porque sin su ayuda, apoyo incondicional y esfuerzo (10000 km en coche en 3 semanas lo atestiguan) esto hubiese sido imposible. Gracias a mi hermano, Ángel y Francis por querer acompañarnos unos días en nuestra aventura. Luis-Miguel y Ángel han completado su reto, 1000 km en una semana, con duros puertos de montaña!. Francis ha cumplido su sueño de subir Alpe d'Huez y de regalo se lleva algún puerto más, como los 9 km duros del col d'Agnello! Y además nos ha ayudado con el apoyo "logístico" siendo un pilar fundamental en esos días junto a mi padre. Ellos nos han aportado motivación, ilusión y muy muy buenos momentos, inolvidables. Gracias a Pachi, Marga y Belén, por unirse a nosotros el segundo día de descanso! vaya sorpresa!! su presencia sumó para hacer posible este reto.
Gracias a Aurora, por apoyarme en todo momento, a mi madre, a mis amigos. Gracias a Pepi, a Sandra y a Daniel, y sus padres y familia por apoyar a Ico en su reto más importante. Se lo ha currado mucho! Gracias a los padres y familiares de Paco, que tanto habrán sufrido cuando Paco les contaba lo duro que estaba siendo y el mal tiempo que hemos tenido en algunas etapas.
Gracias a Juan de la Torre, por confiar en que podíamos hacer esto con un buen entrenamiento, y por su apoyo incondicional.
Gracias a todos los patrocinadores que han confiado en nosotros.
Y muchísimas gracias a todos nuestros familiares y amigos (no pongo nombres porque seguro que alguno se me pasa) y también a aquellos que conocieron este blog y decidieron seguirlo y apoyarnos.
El recibimiento en Montilla, fue increible, no tenemos palabras para describir las sensaciones que tuvimos. Impresionante. Ver tanta gente querida con las pancartas y gritando nuestros nombres. De verdad, MUCHÍSIMAS GRACIAS A TODOS!!!

ha sido una experiencia alucinante.

A lo largo de los próximos días intentaré colgar más fotos y espero algún montaje con fotos de todas las etapas. Además he actualizado la única entrada que me faltaba, la etapa 18: Pinerolo-Galibier

saludos a todos

domingo, 24 de julio de 2011

Etapa 21: Creteil-Campos Eliseos (París)

La aventura que comenzó el 1 de Julio, acababa hoy, sábado, 23 de Julio de 2011, en París. Después de una buena cena y unas risas en un restaurante cercano al hotel, nos acostamos, no demasiado tarde. Por cierto, en el restaurante coincidimos con Marlène y Samantha, unas primas nuestras que llevábamos tiempo sin ver. Una alegría más.
Por la mañana todos teníamos buena cara, con ganas de llegar a los campos eliseos, sobre todo aquellos que no habían visto París nunca, Ico, Paco y Francis. Nos montamos en las bicis y rápidamente encontramos la primera flecha del recorrido. Recorrido que nos llevó por barrios perífericos de París, con las consiguientes paradas en semáforos y stops (aunque decir que nos saltamos bastantes!), por lo que la marcha era bastante lenta. Vamos pasando por pueblos de la periferia, hasta que, sobre el km 50 y después de más de 2 horas de bici, entramos en París. En un momento dado perdemos las flechas, pero ya es fácil encontrar el recorrido. Vamos bordeando el río Sena, pasamos delante del museo de Orsay, divisamos la catedral de Notre Dame y por fin el Obelisco. Damos la vuelta al Obelisco y nos dirigimos hacia el Arco del Triunfo. Como no podía ser menos, poco antes de divisar el Obelisco comienza a llover, primero levemente y después con más intensidad. Llegamos al Arco del Triunfo bajo una moderada-intensa lluvia y escuchando algún trueno. Entramos con las bicis y nos hacemos algunas fotos. Luego, cogemos un pasaje subterraneo para dirigirnos de nuevo a los Campos Eliseos, para bajar hacia el Obelisco a encontrarnos con mi padre que había ido en coche. Llegamos chorreando, pero esta vez no nos molesta, sabemos que no tenemos que bajar ningún puerto, que no pasaremos frío. Montamos las bicis en el coche y mi padre, Francis y mi hermano Luis-Miguel se dirigen hacia el hotel. Paco, Ico, Ángel y yo junto a mi primo Nicolás que ha venido a vernos, nos dirigimos al metro para tomar dirección a Bonneuil sur marne, muy cerca de Cretéil, donde está nuestro hotel.
Es complicado describir las sensaciones que he tenido y que han tenido mis compañeros según me han comentado. Estos momentos hay que vivirlos para saber lo que se siente. Hemos cumplicado nuestro reto, nuestro sueño, una aventura que ha sido dura, con momentos complicados, tanto durante estos 23 días como durante la preparación. Pero lo hemos conseguido. Hemos conseguido completar todas las etapas del Tour de Francia 2011, de forma consecutiva, y os puedo asegurar que hemos rodado, que hemos tenido mucho desgaste. Desgaste tanto físico como mental. Físico por las etapas en sí, por los km, por el viento, las largas rectas, los puertos de montaña, el frío, la lluvia, las horas de coche, las pocas horas de sueño...Mental por el estrés por no encontrar el hotel de turno, por no encontrar un sitio abierto para comer, por no encontrar la salida, por llegar a la 1 de la noche después de una etapa de montaña con más de 200 km y saber que al día siguiente tienes otra de más de 150 km y, sobre todo, por estar fuera de casa, lejos de tu familia (aunque yo he tenido la suerte de estar con mi padre y mi hermano).
Ha sido una experiencia inolvidable, por muchas cosas. Me tomaré unos días de descanso y volveré a escribir una entrada final.
Y bueno, no puedo despedirme hoy sin acordarme de todos los que nos habéis apoyado. tanto por teléfono, con vuestros mensajes al móvil, con mensajes en el blog, e-mails con mensajes a través de amigos y familiares, o simplemente siguiendo este blog. Y qué decir de la sorpresa de Pachi, Marga y Belén!!
bueno, no me enrollo más. en unos días colgaré más fotos de estos últimos días, colgaré alguna entrada que me queda pendiente de los días duros de los Alpes y algunos videos que grabó Francis, sobre todo el día de la lluvia en los Alpes.

Gracias todos, de parte de Alfonso, Ico, Paco y Daniel

viernes, 22 de julio de 2011

Etapa 20: Grenoble-Grenoble

Después de la copiosa y deliciosa cena de anoche, donde todavía disfrutamos de la compañía de Pachi, Marga y Belén, nos acostamos pensando en la etapa de hoy, etapa decisiva para los profesionales de "relax" para nosotros.Nos levantamos un poco más tarde que de costumbre, sobre las 8:15 de la mañana. Desayuno y en hotel y a prepararnos. Decidimos salir los 6 juntos, Luis-Miguel, Ángel, Francis, Ico, Paco y yo. Pensamos que no tenía mucho sentido hacerla individual ya que para nosotros las carreteras no están cortadas al tráfico, hay semáforos, stops, cruces etc...Además también queríamos rodar juntos. Unos 10 km del recorrido eran por la ciudad, por lo que no hemos podido rodar. Los 30 y pico restantes si eran fuera de Grenoble, aunque también se pasaba por pueblos donde había que ralentizar la marcha. Aún así, cuando hemos podido rodar lo hemos hecho.
El recorrido de la contra-reloj es duro, con dos largos repechos, un falso llano y bajadas largas. Será bonita para seguirla en la televisión. Habrá una bonita batalla entre los primeros de la general.
Para nosotros era un trámite, un trámite que queríamos cumplir porque nos propusimos hacer todas las etapas del Tour. Una pena lo de ayer, pero no tuvimos opción. Aún así, como comenté, subimos todos los puertos de la jornada.
Ahora mismo vamos camino de París. Mañana será la última etapa de nuestra aventura. Esperamos poder entrar en París y hacernos una foto en los Campos Elíseos. Dejaremos atrás 3 semanas de pedaleo, casi 3500 km. Lluvía, frío, calor, traslados, hoteles, habitaciones pequeñas...estrés..poco descanso por las noches...Pero todavía no ha acabado esta historia. Mañana os contaré las sensaciones en París.

jueves, 21 de julio de 2011

Etapa 19: Modane-Alpe d'Huez

Cuando nos acostamos anoche eran casi las 2 de la madrugada. Hoy, a las 7 sonaba el despertador. Nos esperaba una etapa corta, 109 km, pero con 3 puertos: Telegraphe, Galibier y Alpe d'huez. Sin embargo, la mayor dificultad para completar la etapa no eran las subidas, ni el frío, ni el agua, sino el hecho de que el recorrido coincidía con el final de la etapa del Tour oficial. Yo había contactado ya con la policía y me habían dicho que no tendríamos problemas. A las 8:30 estábamos los tres montados en las bicicletas. Preguntamos a unos franceses y nos dicen que no tendremos problemas en bajar los 8 km del Galibier, hasta el Latauret, para encaminarnos hacia Alpe d'Huez. Seguimos subiendo y a falta de 10-12 km vemos la primera barrera de la policía. Le pregunto a una gendarme y me dice que no tendremos problemas, que pasaremos por el tunel. Llamo a mi padre y le digo que en principio pasaremos, pero que espere abajo por si las moscas. Así lo hace. Seguimos subiendo y cuando llegamos al tunel nos encontramos con los gendarmes de nuevo. Me dicen que nos bajemos de la bici. Le explico lo que estamos haciendo, le enseño el e-mail del responsable de la prefectura, pero no sirve de nada. Me dice que las órdenes vienen directamente del Tour. No sé si lo he comentado ya, pero aquí, por ley, en los horarios de paso de la caravana y del Tour, la máxima autoridad es la dirección del Tour. Así que nada, no podemos pasar.Nos damos la vuelta y hacemos la bajada del Galibier y del Telegraphe. Nos subimos en el coche y nos encaminamos a Alpe d'huez, último puerto de nuestra aventura. Subimos despacito, disfruntando del buen tiempo y la subida, llena de gente!. Ya tenemos casi casi completado nuestro reto. Mañana tenemos previsto salir sobre las 9 para completar la contra-reloj. En principio la haremos juntos. Después nos espera un largo traslado a París.
Es curioso que hasta hoy nada nos había impedido completar las etapas, ni el cansancio, ni las molestías físicas, ni la lluvia, ni el frío...ha tenido que ser la autoridad. Contra eso no hemos podido, por mucha voluntad que hemos puesto. Pero bueno, creo que podemos decir que esta etapa la hemos completado también, porque hemos subido los 3 puertos y hemos hecho una bajada. Mi hermano, Ángel y Francis han subido Alpe d'Huez. Han flipado con el ambiente del Tour (aunque mi hermano ya lo conocía). Decir que Ángel y Luis-Miguel llevan unos 1000 km en una semana. Y en etapas de Pirineos y Alpes. Creo que no está nada mal. Y Francís, si no recuerdo mal, ha subido unos 5 puertos de montaña. Y eso que viene de una caida que no le deja respirar bien.

Mañana intentaré colgar las dos entradas que me faltan, con el relato de la etapa 17 y la 18. Dos etapas alpinas muy duras. Como he visto en algún comentario, creo que os podéis hacer una idea de la Pinerolo-Galibier por lo que se ha visto en la televisión.

un saludo a todos

Etapa 18: Pinerolo-Galibier

Es la 1:19 de la noche. Acabamos de llegar al hotel. Etapa muy dura como imagináis. Pero lo hemos conseguido. Mañana a por la última dura. Ya contaré más detalle de estas 3 etapas.

(redactado el 27 de Julio):
La etapa de ayer fue dura durante sus primeras 4 horas. La de hoy ha sido dura en todo su recorrido. Por suerte hemos contado con un tiempo excelente. Sol y nada de frío, exceptuando el final de etapa que más adelante relato. Salimos a las 10:35 de la mañana de Pinerolo. Los primeros 60 km era prácticamente llanos, antes de afrontar los 50 km de ascensión del col d’Agnello. Esos primeros km llanos los hacemos a buen ritmo, creo que a 30-32 km/h. Hace buen tiempo, carretera llana y sin aire. Nos permite rodar, aunque guardando sabiendo lo que nos espera después. Poco a poco la carretera se va empinando. En ese momento el ritmo se hace más suave para ir cómodos. Nos espera una larga etapa de montaña. Los km pasan y el desnivel se mantiene. Permite rodar cómodo, aunque siempre subiendo. Sobre el km 90 de etapa comienza lo duro del col d’Agnello. 9 km al 10% de media, con rampas de 500 mt al 14’5%. Estos 9 km se hacen duros, se van cargando las piernas y todo eso contando que todavía quedan dos puertos más. Francis decide bajarse del coche y recorrer esos 9km duros. Todos coronamos bien, con ganas de seguir. El paisaje arriba es alucinante, montañas peladas culminadas con blanca nieve, mucha caída la noche anterior. Iniciamos la bajada, a buen ritmo. Ya nos vamos dando cuenta de la magnitud de la etapa. Después de la bajada unos pocos km de llano para iniciar la ascensión al col d’Izoard. Una ascensión de 14-15 km, no demasiado dura aunque cuenta con desniveles del 8 y 9%. En la cima cogemos ropa de abrigo y comida y nos lanzamos al descenso del Izoard. Vaya descenso!! Con seguridad siempre, pero rápidos, muy rápidos. Llegamos a Briançon y ahí nos encontramos con una dificultad no esperada: se acaban las flechas! Tengo que preguntar un par de veces pero no nos resulta difícil encontrar el camino. Seguimos. Nos paramos un momento para quitarnos la ropa de abrigo que más tarde volveremos a usar. Ascensión cómoda, con poco desnivel, por lo que vamos con el plato de 50 dientes. Llevamos un muy buen ritmo de ascensión. Todos nos esperan en el cruce de la carretera que lleva al Galibier, donde está apostada la policia para no dejar pasar a los coches. Mi padre intenta convencer al policia de que lo deje pasar, que solo vamos a coronar el puerto y bajar de nuevo. Es inútil. Órdenes del Tour de Francia. Comenzamos la ascensión, a buen ritmo, aunque no muy rápidos teniendo en cuenta que ya llevamos 200 km en las piernas, con dos puertos bastante duros. Nos quedan 16 km para terminar la etapa, 8 de subida y 8 de fría bajada. Llegamos a la cima, contentos aunque cansados. Allí había un hombre que amablemente accede a hacernos una foto. Yo tomo otra fotografía para que se vea la nieve que hay en las montañas colindantes. Nos abrigamos e iniciamos el descenso. Sabíamos que haría frío, pero no tanto!. A los tres nos cuesta frenar, por llevar las manos congeladas! Llegamos al coche y nos bajamos tiritando. Nos metemos rápido en el coche que está arrancado y con la calefacción a tope. Poco a poco entramos en calor. Mi padre mete las bicis en el coche. Iniciamos camino hacia el hotel, que nos llevará 2 horas, ya que al no poder pasar por el Galibier tenemos que llegar al otro valle y subir la Croix de Fer. En Bourg d’Oissan nos esperan nuestros acompañantes que amablemente nos han comprado comida, pasta y carne que devoramos. Llegamos al hotel sobre la 1, por lo que nos acostamos cerca de las 2 de la mañana. Al día siguiente nos levantamos a las 7 de la mañana, para intentar pasar el Galibier. Han sido 210 km en total, con unas 9 de pedaleo. Hemos conseguido nuestro objetivo, completar esta dura etapa. Suerte que el tiempo nos ha acompañado.

martes, 19 de julio de 2011

ETAPA 17: GAP-PINEROLO

Soy Aurora, compañera de Daniel, hoy escribo de su parte porque están en Italia y no tienen conexión a Internet. Contaros que han tenido una etapa bastante dura por las condiciones climáticas, las cuatro primeras horas han sido bajo una intensa lluvia y frío. Los puertos sobre el papel no eran demasiado duros, pero las condiciones climáticas han acentuado su dureza. Los datos de la etapa, unas 7 horas para hacer 178 Km. Ahora mismo ya descansa en el hotel muy cerca de Pinorolo para recuperar para mañana. El protagonista os contará más detalles mañana.
Aurora: Estas palabras me las ha dictado Daniel telefonicamente. Aprovechando la oprtunidad que hoy me ha dado de introducirme en su blog quiero expresar lo orgullosa que me siento de él y transmitirle mucho ánimo y fuerza para llegar a París el próximo sábado. Estaré allí contigo aunque no me veas.
(entrada completada el 27-7-2011)
La etapa Gap-Pinerolo, etapa de montaña, a priori, no era de las más duras del Tour. Sin embargo, una vez más, las condiciones meteorológicas la hicieron muy dura. La predicción meteorológica decía que la lluvia haría aparición en el col de Sestriere, por la tarde, pero de forma poco intensa. Sin embargo, ya al despertarnos vemos el cielo cubierto en Gap. Recogemos las cosas, al coche y para la salida. En la salida comienza a llover de forma intensa. Nos ponemos los chubasqueros, pero encima de la ropa corta, salvo Ángel y Luis-Miguel que si llevan una camiseta de manga larga de invierno. Comenzamos rodar en una carretera muy transitada bajo una intensa lluvia y un cielo muy cubierto que reducía la visibilidad. Además la temperatura era algo baja, unos 10º. Seguimos rodando y poco a poco nos sintiendo cada vez más mojados, empapados. Paco, con buena previsión, se para después de 6-7 km para ponerse el Goretex. A partir de ese momento mejora, salvo por el frío en las manos. Tras unas dos horas Luis-Miguel pincha y decide subirse en la furgoneta para arreglar el pinchazo. Llueve de forma muy intensa, y hace frío. Los que peor lo pasamos en esos momentos somos Ico y yo. Decidimos pararnos para comer y cambiarnos de ropa. Los coches se adelantan y pararmos en una gasolinera. Luis-Miguel decide esperar un poco más y yo cojo su prenda impermeable, además de cambiarme y ponerme una camiseta interior de invierno y la prenda windtext de invierno. Poco a poco se me va pasando el frío. Ico sin embargo solo ha cambiado alguna prenda y sigue teniendo frío. Subimos Montgenevre, donde sigue lloviendo aunque con menor intensidad. Por fortuna, arriba en el puerto deja de llover. Reponemos fuerzas, porque la lluvia desgasta mucho, además del terreno. Pachi, Marga y Belén se han parado en una tienda a comprar unos chubasqueros. Uno de ellos se lo pone Ico, para intentar entrar en calor. En la bajada sale el sol, y poco a poco nos vamos secando, sobre todo los pies y las manos van entrando en calor. Luis-Miguel y Francis se suben tras la bajada de Montgenevre, para afrontar la subida a Sestriere y Pramantino. A partir de ese momento la situación cambia y el tiempo nos sonríe. Sestriere lo subimos a ritmo suave. En la bajada Ángel se va quedando, va con frío y algo agarrotado. Ico también va mal, y tras el consejo de Luis-Miguel se cambia de ropa. Tras esos momentos todos vamos bien. Subimos Pramantino disfrutando, todos juntos. Llegamos a Pinerelo con sol. Contentos por haber completado otra dura etapa. Al día siguiente nos espera una etapa dura, una de las más duras del Tour

lunes, 18 de julio de 2011

Etapa 16: St Paul Trois Chateaux- Gap

Como habíamos previsto, nos despertamos sobre las 7 de la mañana, como la mayoría de los días. Nos espera la etapa 16. Entre las 7 y las 7:45 desayuno: bocata de jamón con aceite, jamón de Montilla, de la carnicería de Antonio Gómez y Marisol de la Torre, buenísimo. Algo de fruta también. Esta mañana no había dulces, mañana seguro que sí. A las 8:45 llegamos a la salida y a las 9 estábamos montados en las bicis. Teníamos la intención de salir temprano para ganar tiempo. Sin embargo, los responsables de poner las flechas todavía no habían empezado. Al ser el día de descanso de los profesionales, ellos también se habían tomado un poco de descanso por la mañana. En lugar de empezar a las 8, 8:15, comenzaban a las 9:30. Charlamos un rato con ellos y nos dan publicidad del Tour, un librito con todos las etapas, detalles de los puertos y un cartel del Tour 2011. Comenzamos a rodar sobre las 10. Ya habíamos visto en el perfil de la etapa que todo el camino hacia Gap era terreno ascendente, pero con muy poca pendiente. Y así fue. Rodamos muy bien, acompasados, por un terreno con muy poco desnivel, ganando altura muy poco a poco. Solo hubo algún repecho de 1-2 km, para llegar en bajada a Gap. Una vez en Gap había que subir el Col de Manse, un puerto de unos 11 km, de segunda categoría. A penas tenía dureza, bastante asequible. Al coronar, bajada de nuevo hacia Gap, en busca de la meta.5h 45’ de pedaleo para hacer 167 km. Las fotos de rigor, recoger y a buscar el hotel, en Corps, a unos 40 km de Gap. En este caso no se trataba de un hotel, si no de un camping con bungalows. Sin embargo, cuando llegamos a la recepción nos encontramos con el primer problema del día. La recepcionista nos dice que no nos aconseja que nos quedemos allí, porque habían organizado un festival de hip-hop!! Y claro, no nos garantizaba el descanso. Contacta con la oficina de turismo y nos dice que subamos al pueblo que tratarán de ayudarnos a encontrar otro sitio. Tenemos prisa por ducharnos y descansar, así que aceptamos la alternativa. Subimos al pueblo, y nos indican la dirección de un hotel en el que finalmente nos hospedamos. Muy buenas habitaciones y muy buena cena. Hemos acertado. Además barato. Pasamos un buen rato de risas durante la cena, sobre todo con el humor de nuestro amigo Francis y algún que otro chiste de Ico.
Mañana nos espera la primera etapa alpina, Gap-Pinerolo, donde subiremos dos cotas de tercera, dos de segunda y un primera, Sestrieres. Acabo de mirar la predicción y creo que no nos mojaremos, aunque hay alguna probabilidad. La predicción para el miércoles, la etapa más dura, es buena. Espero que se cumpla. Ya os contaré.
De nuevo, gracias de parte de todos por seguir este blog. Saludos

Sorpresón para el día de descanso!

Amigos, hoy nos hemos llevado una gran y grata sorpresa. Todavía no nos lo creemos, y es que hemos recibido la inesperada visita de Pachi, Marga y Belén!! os relato la escena: Estamos esperando a que nos traigan las bebidas en un restaurante muy cerquita de nuestro hotel, sentados en la terraza. De pronto oimos.."campeones, campeones oe oe oe" miramos y vemos a lo lejos a tres personas con una pancarta en la que veíamos escrito "Tour de Francia". Francis dice "mira, gente del Tour, animadores". se van acercando y nos percatamos rápidamente de que son nuestro amigos Pachi, MArga y Belén, la novia de Ángel. Imaginaos la cara de Ángel que hacía 5 minutos que había estado hablando con ella, pensando que estaba en Montilla. Viajaron en avión ayer de Málaga a Barcelona, noche en Barcelona y hoy viaje de Barcelona hasta Rochemaure, lugar de nuestro hotel. Y han tardado 8 horas para hacer 500 y pico km! muchas retenciones. Nos acompañarán hasta el viernes, todas las etapas de los Alpes. Una motivación extra. Estamos muy contentos y agradecidos por esta visita. Desde aquí, muchas gracias! Lo vamos a disfrutar todos juntos.
Pero bueno, esto no ha acabado y como os decía ahora empiezan duras etapas. Mañana 162 km, un terreno no demasiado duro. ya os contaré

sábado, 16 de julio de 2011

Etapa 15: Limoux-Montpellier

El hotel donde hemos pasado la noche ha sido uno de los mejores en los que hemos estado. Una pena que anoche llegásemos tan tarde, a las 12 de la noche, y que nos hayamos ido temprano. No hemos podido disfrutar del hotel y los alrededores. Pero somos conscientes que no hemos venido a hacer turismo, si no a intentar completar un reto. Pero si estamos teniendo la oportunidad de ver diferentes partes de Francia, retenerlas en la memoria para volver algún día con tranquilidad. Disfrutar de los paisajes, de los pueblos y ciudades y de la gastronomía. Volvamos a la etapa de hoy. Nos despertamos sobre las 7, muy temprano para lo tarde que nos acostamos anoche y la dura etapa que tuvimos ayer. Creo que ninguno de los 5 puede decir que haya recuperado bien. La suerte es que la etapa que teníamos que afrontar hoy era sencilla, aunque larga. Desayunamos, masaje, algo de estiramientos y al coche. Como llegamos tan tarde la noche anterior y el sitio era seguro, decidimos no descargar las bicis. Buscamos la salida, a una media hora de nuestro hotel. Llegamos a Limoux sobre las 9:30. A las 10 estábamos pedaleando. El inicio es en subida, que hacemos a ritmo, suave. Tenemos que aprovechar este día y el día de descanso para recuperar de las etapas pirenaicas. La subida es de 2-3 km. A partir de ahí el terreno es llano, muy favorable, excepto algunos repechos y el puerto de 4ª categoría localizado en el km 63. Coincidimos los tres en que ha sido la etapa más sencilla, por el perfil y por el ritmo. Intentamos parar poco, aunque aprovechamos la parada para que Francis nos ofrezca unas tajadas de melón. Si antes estábamos bien atendidos por mi padre, ahora mucho más con la colaboración de Francis. Van pasando los km y el tiempo, sobre un terreno muy similar al que tenemos en la campiña Cordobesa. Cultivos de cereal, ya secos y viñedos. La temperatura es alta, aunque no llega a los niveles que alcanzamos por allí abajo. El que esté siguiente esta aventura desde el principio, podrá comprobar como hemos pasado frío (creo que valores negativos, al menos de sensación térmica en las bajadas en la etapa del Tourmalet), nos hemos mojado y hemos pasado calor. Esperamos que en los Alpes el tiempo sea favorable. Los 5 preferimos el calor al frío. Luis-Miguel y Ángel contentos por haber completado la segunda de sus etapas. Sobre todo teniendo en cuenta que después de un largo viaje tuvieron que enfrentarse a una de las etapas más duras. Y además, no han descansado mucho la noche pasada. Mucho mérito lo suyo también.
Como el año pasado tuvimos una mala experiencia al atravesar Montpellier en verano decidimos finalizar la etapa antes de entrar en el centro de Montpellier. Todavía me tienen que facilitar los datos de la etapa, pero habrán sido cerca de 182 km. De esta manera hemos podido encontrar el camino hacia el siguiente destino bastante fácil. Ahora mismo os escribo desde el coche, en la autovía camino de Lyon. Si no recuerdo mal tenemos unos 160 km de desplazamiento hasta el próximo hotel, donde estaremos dos noches, porque mañana es nuestro segundo día de descanso!! Nos servirá para lavar las bicis, ajustarlas, lavar ropa y descansar, descansar mucho. Física y mentalmente. Nos esperan 3 etapas muy duras en los alpes. Tenemos en mente el jueves por la tarde. Ese día habremos completado lo más duro del Tour. Nos quedará solo la contra-reloj y la etapa de París. Pero vamos paso a paso. Por ahora ya podemos decir que hemos completado 15 etapas del Tour 2011. Nos queda la temida tercera semana.

Etapa 14:Saint Gaudens-Plateau de Beille

Hoy decíamos adiós a los pirineos, pero antes había que completar una dura etapa de montaña, con 6 puertos: 1 de tercera, dos de segunda, dos primera y uno de categoría especial. Finalmente salimos a las 10:30 de la mañana, no es mala hora. A Ángel y a Luis-Miguel se les nota muy animados, con muchas ganas de empezar. El comienzo de la etapa es fácil, terreno favorable. El primer puerto es de segunda, por la distancia, 5,6, pero por la dureza bien podría haber sido de primera, 9,7% de media. Nos ha recordado mucho al Marie Blanc. Este puerto lo subimos bien, y se hace duro. Bajada, algo de llano y subida al Col de la Core, de primera. Este quizás ha sido el más suave de todos, exceptuando el de 3ª. También subimos a ritmo. Luego llegaría el Col d’Agnes. Este quizás ha sido el más duro de todos. Largo y con un porcentaje medio del 8,5, con bastantes km al 10%. El puerto de 3ª estaba enlazado con el col d’Agnes. Ya en este puerto hemos podido vivir el ambiente del Tour, el día de antes. Mucha gente, coches, caravanas, fiesta. Bajada larga, que hemos hecho con precaución. Antes de la subida final, tenemos unos 20 km de bajada y llano. Después de 150 km y 5 puertos, comienza la subida a Plateau de Beille, con 17 km. Los primeros 7-8 km bastante duros, luego suaviza un poco, aunque no es hasta los 2-3 km finales cuando se hace más asequible. El ambiente impresionante. Muchos coches, gente, caravanas, y ambiente festivo. Por cierto, muchos españoles. Es lo que tiene el tour cuando se compara con otras vueltas por etapas. Es diferente. No tengo datos exactos de la etapa, pero habrán sido unas 8:15’ de pedaleo para hacer 170 km.
Contentos por haber completado la etapa 14, dos semanas justas desde que empezamos. Ángel y Luis-Miguel han podido vivir en directo una de las etapas del tour, comprobar su dureza y, además, la dureza añadida de los traslados, buscar restaurante, el estrés etc...Mañana 193 km, sobre el papel bastante fáciles. Pero son casi 200 km! Y, lo mejor, es que al acabar la etapa llegará nuestro segundo día de descanso! hasta mañana

jueves, 14 de julio de 2011

Chronique en français: Etapa 9

LE TOUR DE FRANCE 2011
Comme vous savez déjà, nous sommes trois amis qui avons décidé de faire le Tour de France, un jour avant les professionnels. C’est un défi que nous nous sommes proposé.
Nous allons faire la 9e étape. Ce qui nous coûte le plus, ce sont les déplacements. Souvent, nous devons faire 1h-1h30 de route pour arriver à l’hôtel. Nous avons eu un peu de tout : de la pluie, du vent et du froid. Pour le moment, la chaleur ne nous a pas encore atteint, mais aujourd’hui, elle a commencé à apparaître. On verra bien dans les Pyrénées !

Chronique de la 9e étape : Issoire- Saint Flour
Nous nous réveillons vers 7h30, prêts à réaliser la neuvième étape du Tour, cataloguée comme de moyenne montagne. Nous devons faire 211 km. Le départ est très près de notre hôtel donc nous décidons d’y aller à vélo. Ce matin, nous essayons de faire les préparatifs le plus rapidement possible et nous sommes devant le départ vers 10h. Huit cols de montagne nous attendent : 3 de 2e catégorie, 3 de troisième et 2 de quatrième. Nous commençons l’étape en montant, après vient une courte descente et nous continuons à monter, à monter, à monter. Nous passons deux ou trois côtes et nous pensons que nous avons déjà complété les 2-3 cols de troisième catégorie. Mais après, nous nous sommes rendus compte que nous avions monté seulement un col ! Nous continuons à monter, avec quelques descentes mais, je peux vous assurer qu’il y avait davantage de montées que de descentes. Après avoir fait 90 km. , nous affrontons le 1er col de 2e catégorie qui faisait 14 km, les deux derniers de 10% de pente. Nous allons à un bon rythme, l’étape est dure. Heureusement, il ne pleut pas bien qu’il ne fait pas chaud non plus. Nous continuons à rouler, nous entamons un autre col de 2e. Après, deux cols de 3e, un autre de 2e et pour finir, deux autres cols de 4e catégorie. Pendant le parcours, nous passons par des endroits impressionnants que nous conseillons de voir à tous ceux qui aiment la montagne. Dans le col de 2e catégorie, nous montons à plus de 1500 mètres. Quand nous sommes tout à`fait en haut, nous pensons que celui-ci aussi, c’est un col « Tour ». Les kilomètres et le temps passent. L’étape devient très dure. Le Tour dit que c’est de moyenne montagne mais pour nous, c’est de montagne, très dure. Nous faisons plusieurs arrêts pour prendre des vivres et de l’eau. Nous essayons de ne pas trop nous arrêter pour ne pas arriver trop tard. Après, nous avons plus d’une heure de déplacement pour arriver jusqu’à notre hôtel. Les kilomètres et la difficulté continuent. L’étape continue, 4 heures, 5, 6, 7…. Nous arrivons à la ligne d’arrivée à 7h de l’après-midi. Nous avons mis à peu près 9h après notre sortie d’Issoire, exactement 8 :26 de temps en train de pédaler. Une étape très dure, la plus dure depuis notre commencement. Demain , c’est jour de repos. Nous l’attendions très anxieusement. Nous pensons nous lever vers 7, 8 heures, déjeuner, laver les vélos, les régler, manger et voir l’étape des pros. Notre idée, c’est d’avoir l’après-midi de libre pour pouvoir se reposer, nous donner des massages et se détendre. On a regardé la météo et il va pleuvoir donc on ne va pas prendre le vélo. A cet instant où j’écris la chronique, nous nous dirigeons vers Mauriac où se trouve notre hôtel. Nous pensons dîner avec des cousins de ma mère qui sont venus depuis Limoges pour nous voir. Ils nous attendaient au sommet du 1er col de 2e catégorie et ils nous onr vu passer. Nous les remercions pour avoir eu cette attention à notre égard. Nous arrivons un peu en retard au dîner parce qu’ici en France, presque tous les restaurants ferment à 9h du soir et nous devons nous dépêcher pour arriver avant la fermeture. Pour nous, c’est un peu stressant. Ce soir, nous pensons arriver à l’heure. Demain, j’écrirai une entrée résumé de toutes les étapes.

Etapa 13: Pau-Lourdes

Toque de diana a las 7:30. Aunque para mi padre sonó antes, por lo que al tocar en nuestra puerta ya estaba desayunado. Nos despertamos bien, hemos recuperado del durísimo día de ayer. Un detalle que confirma lo cansados que llegamos fue que por primera vez dejamos las bicis en el coche. De todas formas no corrían ningún peligro. Desayunamos, recogemos y al coche, a buscar la salida en Pau. Montamos las bicis y a rodar. Comenzamos sobre las 10:15. La primera parte de la etapa ha sido por terreno bastante llevadero, largas rectas y sin mucho viento. Después hemos entrado en un terreno más quebrado, aunque no demasiado duro. Pasamos las dos cotas de 3ª y 4ª, y, al llegar a Laruns, en el km 90 y pico de etapa, comenzamos la ascensión al Col del Aubisque. Muchos lo conocéis ya. Es un puerto largo, 17 km. Los primeros 4-5 son llevaderos. Después el % medio de cada km no baja del 8% salvo al final. Es un puerto duro. Coronamos y de ahí todo bajada hasta Lourdes. Hoy no tengo datos de la etapa, se los tengo que pedir a Paco. Pero creo que nos han salido unos 155 y unas 6 horas. Lo confirmo mañana. Esta etapa ha sido especial porque hemos tenido la compañía de mi tía Petri, mi tío José y mi primo Cedric. Y cómo animaban!!! Los mejores. Como véis mi familia nos está arropando en estos días. Anoche nuestros ángeles de la guarda, mi tía Luisa, mi tío Jose Ángel y sus amigos. Nos trajeron comida y nos lavaron la ropa. Hoy mis otros tíos y mi primo.
También era un día especial porque llegaban nuestros acompañantes hasta París, mi hermano Luis-Miguel, Ángel Polonio y Francis Sánchez. Además por la noche han llegado otros primos míos para cenar todos juntos y celebrar el cumpleaños de mi hermano y los santos de los Franciscos. Ico ha tenido la sorpresa de ver a su mujer y sus niños por Skype. Los echa mucho de menos, muchísimo, pero seguro que cuando sean grandes estarán muy orgullosos de lo que está haciendo su padre.
La sensaciones siguen siendo buenas, estamos dispuestos para afrontar la dura etapa de mañana y las que nos quedan en Alpes, que seguro serán muy duras. Pero vamos primero paso a paso.
Bueno, pues acaba el día de hoy. Hoy lo menos importante ha sido la bicicleta. Lo mejor ha sido la visita de mi familia y la llegada de nuestros acompañantes. Si todo marcha bien, estaremos todos montados en la bici sobre las 9:30.

más de ayer

se me olvidaron detalles importantes anoche, como el hecho de que dejaran a mi padre subir los puertos con nosotros. Si no llega a ser así, lo hubiesemos pasado peor aún, si es que se podía pasar peor. Mi padre, como todos los días, se volcó con nosotros. Comida y bebida arriba en los puertos y, sobre todo, ropa de abrigo. En la bajada del Tourmalet se quedó todo el rato detrás, vigilante. Y una vez más y no me cansaré, gracias a mis tíos y sus amigos, fueron como ángeles de la guarda, que nos dieron cobijo y alimento, porque si no llega a ser por ellos conseguir el código de las habitaciones y el hotel y comida hubieses sido más complicado.
Os dejo una foto que creo resume parte del día de ayer: lluvia, frío y sufrimiento. Por cierto, la foto es subiendo, cuando realmente lo pasamos mal fue bajando.

Etapa 12: Cugnaux-Luz Ardiden

Las 00:04, y acabamos de comer unas deliciosas pizzas cortesía de mi tía Luisa, mi tío Jose Ángel y sus amigos. Lo primero que tengo que decir es que sin ellos esta noche hubiese sido muy distinta. Por qué? pues porque con el esfuerzo y el despiste se me olvidó llamar al hotel y la recepción cerraba a las 9. Hemos llegado casi a las 10:30. Como ya os he comentado, a estas horas es muy complicado encontrar comida. Por suerte, mi tía Luisa nos llamó y los 4 nos compraron una pizzas, dulces y bebida. Además se encargaron de preguntar por los códigos de las habitaciones y de la entrada al hotel. sin su ayuda lo hubiesemos tenido muy difícil, entrar en el hotel y comer. Y por si fuese poco, mi tía Luisa se ha llevado nuestra ropa empapada para lavarla en casa de su amiga, que se ha prestado sin problemas. Desde aquí mil millones de gracias a los 4.
en cuanto a la etapa, os doy los datos aproximados, porque con el mal tiempo, la dureza en la llegada se olvidó para los cronómetros. Salimos sobre las 10:15 y hemos coronado Luz Ardiden a las 7:45, 214 km (este datos si es fiable). Un cálculo rápido os dirá que hemos estado 9 h y 30', y si quitamos las paradas, que habrán sido sobre 40', hemos estado cerca de las 9h sobre la bici.
Para mí, este ha sido el día más largo en bicicleta, y uno de los más duros. Paco ha vivido momentos muy duros sobre la bici, cuando corría, pero ahora mismo me dice que podría calificar este día como uno de los más duros de su vida ciclista. Para Ico también ha sido uno de los más duros en la bicicleta.
Confirmando las predicciones, amanece lloviendo, y nos subimos en la bici lloviendo. Rodamos los primeros 90 km sobre un terreno relativamente llano, aunque con sube y bajas continuos, y, para variar, con viento de cara y de costado. Nuestro amigo Eolo no nos abandona. A partir del km 65, el terreno empieza a picar hacia arriba, en la aproximación a los pirineos. Tenemos un pequeño respiro al entrar en el primer valle pirenaico, con unos 30 km, con buena temperatura, y aunque picaba hacia arriba, se rodaba relativamente cómodo. En el km 133 comenzamos a subir el puerto de Hourquette d'Ancizan ((1538 m) - 9.9 km de subida en 7.5 % - Categoria 1). Se trata de un puerto duro, el primer puerto de 1ª categoría de nuestro Tour. En el valle deja de llover, y subiendo el puerto tampoco llueve. Miramos al cielo y, aunque sigue cubierto, parece que se abre un poco el día...ayyy, qué ilusos!! nuestro calvario está por llegar. Después de 10 km de subida, llegamos a la cima del primer puerto...y, sorpresita: lluvia y frío. Lluvia que no nos deja ver la carretera, con el viento, la lluvia nos pega de lleno en la cara. Tenemos que ir con los ojos entreabiertos, parpadeando rápido para poder ver la carretera. Bajamos con mucha precaución. Aunque nos ponemos los chubasqueros, pasamos frío. Terminamos la bajada y nos enfrentamos a unos 15 km de más bajada y llano hasta llegar a St Marie de Campan. Todo este recorrido bajo una fuerte lluvia. El frío no nos abandona. El comienzo a la subida del Tourmalet para nosotros se convierte en un alivio, porque hace que entremos en calor. Subimos a ritmo, suave, muy suave, guardando. Nos quitamos los chubasqueros, nos abrimos los maillots para secarnos por dentro. La subida al Tourmalet es larga, unos 17km. Con rampas duras. Vislumbramos la cima con la esperanza de que en la otra vertiente el tiempo va a cambiar, y no va a hacer frío. Ilusos de nuevo. cuando coronamos hay 6º. Mucho frío. Gracias a mi padre, que nos espera en la cima, cogemos algo de comida y te caliente y ropa de abrigo. En algún momento pensamos que no nos harían falta las chaquetas de invierno. Para mi y Paco son de gran ayuda para convatir el frío de la bajada. Ico decide ponerse el chaleco sin mangas y el chubasquero. Comenzamos la bajada entre niebla, lluvia fuerte que también limita la visibilidad y frío, mucho frío. Todos tiritamos sobre la bici. Está siendo una etapa muy muy dura. Terminamos la bajada y todavía nos quedan los casi 14 km de Luz Ardiden. Se hacen duros, pero sabemos que en la cima nos espera el coche, ropa de abrigo y el final de la etapa de hoy. Como he dicho al principio, llegamos sobre las 7:45 a la cima. Nos quitamos la ropa mojada, nos secamos, vestimos, guardamos las bicis y iniciamos la ruta hacia Pau. Ya en la cima de Luz Ardiden nos llama mi tía Luisa para preguntarnos a qué hora íbamos a llegar. Nos dice que no nos preocupemos por nada. Una vez más gracias, gracias gracias. De parte de los 4. Estamos cansados, pero satisfechos. Mañana nos espera el Aubisque, aunque, sobre el papel será una etapa más fácil. Por lo pronto las predicciones dicen que no hará tan mal tiempo. Y son 152 km.
Ahora voy a ducharme y a dormir. Mañana colgaré algunas fotos del día de hoy. De nuevo, muchas gracias por seguir este blog, de parte de los 4.

martes, 12 de julio de 2011

Etapa 11: Blaye-les-mines/Lavaur

Nos despertamos sobre las 7:30 de la mañana, como de costumbre en estos días. Para seguir con la recogida de datos, los tres estamos 10’ en reposo con el pulsómetro puesto. Desayuno, masaje, estiramientos, recoger bolsos, meter bicicletas en el coche y a buscar la salida. Estamos a unos 20’ en coche de la salida. Al llegar a Blaye-les-mines encontramos la primera flecha sin ningún problema. Descargamos las bicis, las montamos y a dar pedales. La primera parada la hacemos 1’ después de salir, imagináis para qué? Volvemos a emprender la marcha, con más de 160 km por delante, con dos cotas puntuables, una de 4ª y otra de 3ª. Sobre el perfil, parece una etapa más sencilla que la de ayer, pero conforme pasan los km nos damos cuenta de que es algo más complicada. El terreno es similar al que tenemos por tierras cordobesas, mucho sube y baja, con repechos, aunque sin subidas largas. Sobre el km 35 comenzamos a subir la primera de las cotas de la jornada, un puerto de unos 5-6 km, con algo de dureza. Al coronar tenemos bajada, aunque no muy larga, estamos sobre una especie de meseta. Algunos km de llano, para más adelante tener otra bajada algo más larga. A partir de ahí todo toboganes, continuos sube y bajas, con algo de aire en contra, aunque nada que ver con las jornadas del comienzo o la que atravesó la Loire. Sobre el km 80 adelantamos a los belgas que estaban tranquilamente sentados comiendo. Como ya he comentado otras veces, está claro que tiene un “plan” diferente al nuestro. Continuamos rodando, y a unos 60 km de meta, nos encontramos con el canadiense. Lo pasamos y un poco más adelante nos pasa cuando nosotros hacemos una pequeña parada para coger agua y algo de comida. Reanudamos la marcha y un poco más adelante alcanzamos al canadiense de nuevo. Esta vez le animamos a que se una al grupo, y así lo hace. Se mantiene a rueda durante unos 20 km, hasta que se detiene para su avituallamiento. Nos da las gracias por estos km y se despide. Seguro que nos lo encontraremos de nuevo. Seguimos rodando los 3, a buen ritmo, suavizando en los repechos, guardando para lo que nos espera en los próximos 3 días. A unos 30 km de la llegada, iniciamos la segunda y última subida larga, unos 5-6 km, más suaves que el anterior puerto. Pensamos que habíamos terminado las subidas, pero todavía nos quedan 2-3 repechos más. Los últimos 15 km son muy favorables, con bajada y largas rectas que nos llevarán hasta Lavaur. Llegamos después de 5:55, 5:44 de pedaleo, para completar 170 km. Cuando escribo estas líneas estoy en el coche, camino de nuestro siguiente hotel, muy cerca de Toulouse. Intentaremos recuperar muy bien, masajes, buena comida y buena noche de sueño reparador. La razón es que mañana nos esperan 211 km, con un puerto de 1ª y dos de categoría especial, Tourmalet y Luz Ardiden. Mañana os contaré.
ah, luego intento colgar alguna foto de hoy, que nos vamos a comer

lunes, 11 de julio de 2011

Etapa 10: Aurillac-Carmaux

Después del día de descanso, nos enfrentábamos a una de las llamadas etapas de transición. Por esta vez, coincidimos con los periodistas. Mañana los profesionales volarán en esta etapa, con un recorrido bastante favorable, aunque no exento de sus dificultades, con 4 cotas de montaña, dos de cuarta y dos de tercera. El resto del terreno, bastante favorable, aunque había algún “repunte” más. Abandonamos el hotel donde hemos pasado el día de descanso sobre las 9, muy buena hora. Nos dirigimos a Aurillac, al lugar de la salida oficial. Descargamos las cosas, montamos las bicis e iniciamos nuestra andadura. Mientras tanto, mi padre, Alfonso, se dirige al taller de Citröen que previamente habíamos localizado por internet, para ver qué le decían sobre la avería que habíamos detectado en el coche. Por suerte, una hora y poco después, nos llamaría para decirnos que no era nada, solo uno de los tubos que mete aire al motor que estaba suelto. Todo arreglado, y además sin coste alguno. Desde aquí muchas gracias a la gente de Citröen en Aurillac. Otro de los pequeños problemas al que nos enfrentamos en esta jornada era la ausencia de flechas en el recorrido. Preguntamos en la salida y nos dicen que todavía no habían empezado. Por suerte el recorrido no era complicado. A las dos horas y media de marcha nos adelantan las furgonetas que van poniendo las flechas, y desde ese momento hasta meta las seguimos sin problema alguno. En cuanto a las sensaciones en la etapa han sido en general buenas. A todos nos ha sentado bien el día de descanso. Por cierto, hoy hemos completado 156 km en 4h y 59’
Mañana, sobre el papel, nos espera una etapa con terreno bastante favorable, incluso más que el día de hoy, aunque algunos km más, 167,5.Esperemos que el tiempo y el aire nos respete. Hoy hace mucha calor aquí! casi 40º.
Será la antesala a los pirineos, con 3 duras etapas. Ya iré contando.
Una vez más, gracias por seguir el blog y por vuestro continuo apoyo.

domingo, 10 de julio de 2011

10 de Julio, descanso

Estoy viendo el final de etapa en la TV francesa, y los comentaristas están diciendo (entre ellos Jalabert) que la etapa ha sido muy dura. Así que nuetras sensaciones ayer respondían a la dureza. No paramos de subir y bajar, más subir que bajar..mentalmente también nos rompía mucho. Pero la superamos, y hoy estamos bastante recuperados, disfrutando del día de descanso. Finalmente,como comentaba anoche, no hemos salido con la bici, hemos preferido descansar y aprovechar el tiempo para lavar las bicis la ropa, comer bien.
Mañana vuelta a la bicicleta.
Cuelgo algunas fotos de ayer

Etapa 9: Issoire-Saint Flour

Nos despertamos sobre las 7:30, dispuestos a realizar la novena etapa del Tour, catalogada de media montaña. Nos esperan 208 km más lo neutralizado, al final 211km (210,6). La salida está muy cerca del hotel por lo que decidimos ir en bicicleta. Esta mañana intentamos completar los preparativos con más celeridad, por lo que estamos en la salida sobre las 10. Nos esperan 8 puertos de montaña, 3 de segunda, 3 de tercera y dos de cuarta. Empezamos la etapa en subida, una bajada corta y continuamos subiendo, y subiendo, y subiendo. Pasamos 2 o 3 cotas y pensamos que ya habíamos completado 2-3 puertos de tercera, y luego nos enteramos de que habíamos completado solo 1! Seguimos subiendo, con alguna bajada, aunque os puedo asegurar que subimos más que bajamos. Después de completar unos 90 km, afrontamos el primer puerto de segunda categoría, de unos 14 km, con los dos últimos al 10%. Subimos a ritmo, la etapa está siendo dura. Por suerte, aunque no tenemos un día soleado, no llueve, salvo algunas gotas en el primer puerto. Continuamos rodando, empieza otro puerto de segunda. Luego dos de tercera, otro de segunda, para finalizar con dos puertos de 4, incluida la subida final a la línea de meta. Entretanto, pasamos por parajes impresionantes, recomendables a todo el que le guste la montaña. En el puerto de segunda, subimos a más de 1500 mt. Cuando coronamos, los tres estábamos de acuerdo en que este era también un puerto “Tour”. Pasan los km, y más km, y el tiempo. La etapa se está haciendo muy dura. El Tour la denomina de media montaña, para nosotros es de montaña, muy dura. Hacemos varias paradas para recoger comida y agua, aunque intentamos no parar durante mucho tiempo para no llegar demasiado tarde. Después nos espera más de una hora de traslado hasta nuestro hotel. Siguen los km, y la dureza. Sigue la etapa, 4 horas, 5, 6, 7…llegamos a meta casi a las 7 de la tarde, unas 9 horas después de salir de Issoire. 8:26 de tiempo de pedaleo. Una etapa muy dura, la más dura hasta ahora. Mañana por fin el día de descanso, lo estábamos esperando con muchas ganas. El plan es levantarnos entre las 7 y las 8, desayunar, lavar las bicis, ajustarlas, comer y ver la etapa de los profesionales. Nuestra idea es tener la tarde libre, para poder descansar bien, estirar, darnos masajes y relajarnos. La predicción pronostica lluvia, así que no saldremos con la bici. En el momento que escribo nos dirijimos a Mauriac, donde está nuestro hotel. Allí nos encontraremos con Cristian y Mari Carmen que nos esperan para cenar. Han hecho bastantes kms desde Limoge para subir el primer puerto de segunda categoría y vernos allí. Se agradecen mucho estos detalles. Vamos un poco tarde, pero esperamos llegar con hora para cenar. Aquí en la mayoría de los restaurantes se cierra a las 9. Para nosotros supone bastantes estrés, porque tenemos que ir con prisa para poder cenar. Esperamos llegar a tiempo hoy. Mañana escribiré una entrada resumen de todas las etapas.

Nota: Sin las 00:40 cuando cuelgo la entrada, y hemos llegado a tiempo para comer, y muy buena cena por cierto!

sábado, 9 de julio de 2011

Etapa 8: Aigurande/Super-Besse

La noche la pasamos en Chateauroux, en un Premier Classe, un hotel de carretera, con unas duchas ridículas. Pero bueno, es lo que hay. Por la mañana traslado hasta Aigurande, un pequeño pueblecito desde donde parte la 8º etapa de nuestro Tour. El perfil nos avisa de que será una etapa dura, catalogada como de media montaña por la organización del Tour de Francia. Comenzamos rodando por un terreno algo quebrado, aunque relativamente llano. A partir del km 60, no paramos de subir y bajar, pero siempre ganando altura. Pasamos primer puerto de cuarta categoría en el km 65. Más tarde vendría otro de 4, los dos asequibles. La dureza de la etapa estaba al final, cuando con más de 150 km en las piernas nos disponemos a subir el puerto de 2ª categoría, primer puerto “serio” de este Tour. Coronamos, nos dejamos caer y después de 2 subidas cortas, afrontamos los 5 últimos km del puerto de Super-Besse. Lo más duro la última rampa de aproximadamente 1 km-1,5 km. Llegamos con un tiempo de pedaleo de 7:17 para hacer 191 km. El tiempo total unas 7 h 25 min. En esta etapa nos hemos vuelto a encontrar con nuestro amigo belga, que va acompañado en todo momento, cada día con gente diferente. Esta vez con su hermano. Los pasamos y él decide unirse a nosotros. Sin embargo, en el puerto de segunda categoría se descolgó, llegando más de 45’ después que nosotros. Me comenta que tiene mucho respeto a los puertos. Nosotros hemos subido a ritmo, guardando, que quedan muchas etapas por delante. Los paisajes que estamos viendo en el Macizo central son impresionantes. Ninguno de los 4 lo conocíamos, y estamos bastante impresionados. Un paraje recomendable. Además nos ha cambiado bastante con respecto a los días anteriores, donde casi todo era llanura, y cultivos de trigo y maíz. Ahora ya vemos montañas, bosques, verde, lagos. En las fotos no se aprecia toda la belleza que encierran estos parajes. Y por supuesto no se aprecia la dureza de los puertos y km. Mañana otra etapa de media montaña, que será de montaña “entera” para nosotros: 8 puertos, 3 de segunda, 3 de tercera y 2 de cuarta. Y 208 km. Tendremos la visita de familiares, de Cristian y Mª Carmen, prima de mi madre. Será agradable cenar con ellos. Además el domingo es nuestro primer día de descanso! Lo agradeceremos, por descansar el cuerpo (aunque saldremos 1 hora a rodar), y sobre todo por descansar de los traslados, cambio de hotel, descargar bicis, montar bicis etc… La convivencia sigue siendo excelente, siempre reinando el buen humor entre nosotros, y resolviendo las situaciones de tensión (cuando no encontramos el hotel, restaurante etc…) de la mejor forma posible, sin disputas.
Hasta mañana!

jueves, 7 de julio de 2011

Etapa 7: Le Mans-Chateauroux

Hoy nos esperaban 221 km de etapa, que completamos en 7h y 4' de pedaleo, 7h y 38' en total. En estas etapas llanas hemos decidido parar para coger la comida, porque las carreteras son estrechas, y algunas están bastante transitadas, por lo que vemos peligroso que mi padre nos de toda la comida en marcha.
El día, como puse en la entrada esta mañana, amaneció lloviendo. sin embargo, por suerte, al salir había dejado de llover y durante la etapa nos hemos librado, solo nos han caído algunas gotas. Si véis el perfil de la etapa en la página oficial del Tour, veréis que es completamente llana, etapa de "transición que le llaman los periodistas. Pero os puedo asegurar que para tres ciclistas, que no un pelotón, se hace muy dura. terreno llano, con algunos repechos, por lo que no dejas de pedalear, con el plato. Y lo peor, el viento, mucho aire. De cara y sobre todo de costado. Al dar de costado ninguno de los tres va cómodo. el que tira porque va recibiendo todo el aire, y los otros porque tampoco pueden ocupar toda la carretera. Por eso esta etapa ha sido muy dura, de desgaste. Aunque suene extraño, tenemos ganas de que llegue la montaña, siendo conscientes de que será muy duro también. Hemos recorrido tramos el valle del Loire, tramos de prados, aunque ahora secos. Algunos bosques, pueblos pequeños, engalanados para recibir al tour, aunque sea con pequeños detalles. Alguna gente nos anima, y otros nos repiten el mismo comentario: que nos hemos adelantado! que es mañana! en general los coches nos respetan, incluso nos animan.
Llegamos al hotel con la ayuda de una amable señora que, al preguntarle, nos dice que nos guía con su coche. Eso nos evita perder tiempo que aprovechamos para cenar más temprano que otros días. Aún así somos los últimos en el restaurante. Esta noche no hemos sido capaces de comer todo lo que cogimos en el buffet, mucha comida!! estamos llenos.

Del belga no sabemos nada. Al salir tan tarde nosotros hoy no lo hemos pasado. Creemos de todas formas que lleva otro ritmo. Tampoco sabemos si hace las etapas completas en un solo día, quizás divida en dos días. No le preguntamos. Pero seguro que lo veremos algún otro día. Hemos pasado todos los días a otro chaval que también lo está haciendo. Hace dos días intentó engancharse a rueda, pero el ritmo que llevamos quizás no le convenía y se quedó descolgado. Le pregunté y me dijo que también estaba intentando completar su Tour. Parece por tanto que mucha gente se plantea el mismo reto, aunque quizás a ritmo diferente. Nosotros intentamos coger un buen ritmo de crucero. Esperamos que no lo paguemos más tarde. De todas formas en las subidas regulamos mucho, y así lo haremos en las etapas de montaña. Esta será una prueba de resistencia, bueno, está siendo una prueba de resistencia, ya llevamos 7 etapas, 1/3 de Tour. Todavía queda mucho.

Mañana traslado de una hora, unos 70km a Aigurande, lugar de la salida de la 8º etapa, con un final conocido por los aficionados al ciclismo: Super-besse. Ya os contaré cómo es la subida

mañana cuelgo fotos de hoy. va muy lento!!

Amanece lloviendo en Le Mans

Parece que hoy también nos vamos a mojar bastante. Está lloviendo ahora mismo en Le Mans. Hace poco que nos hemos despertado. Ahora a desayunar y a preparar las cosas para la etapa de hoy. 215 km creo. Esta noche colgaré la crónica.

espero que no nos llueva todo el camino.

Una fotillo más

a punto de irnos a la cama después de volver de cenar y de darnos nuestros automasajes. Por cierto, de cenar, cada uno (excepto mi padre): Pasta a la bolognesa + entrecot de ternera + dos huevos duros. Los de los restaurantes se quedan flipados, y les tenemos que explicar el por qué de tanta comida. Hoy no nos ha cabido el postre, pero los otros días si que ha caido.

buenas noches y hasta mañana


miércoles, 6 de julio de 2011

Etapa 6: Dinan-Lisieux

Datos de la etapa 6: 227 km- unas 7:15 de pedaleo y 7:32 totales (contando las paradas). El día, por suerte, amanece despejado, aunque vemos algunas nubes amenazantes. Nos subimos en la bici en el hotel y nos dirigimos al centro de Dinan, a buscar la primera flecha. La etapa transcurre sin ninguna incidencia, a buen ritmo. El avituallamiento perfecto, una vez más, de 10. Mi padre se está esmerando a tope en las compras y en estar siempre atento a nuestras demandas de agua, sales y comida. El terreno, salvo tres cotas puntuables, es bastante favorable, más que el día anterior, aunque también hay zonas con sube y bajas. Llegamos a Liseux a las 5:40 de la tarde. Desmontamos las bicis, recogemos las cosas y camino a Lemans, lugar de la salida de la etapa 7 y también de nuestro hotel. Aprovechando el traslado en coche escribo esta entrada en el blog. Tenemos por delante unos 173 km de desplazamiento. Esta etapa ha sido la última en tierras de Bretagna, en el norte. Ahora tenemos 4-5 etapas hasta llegar a los pirineos, donde empezará la alta montaña de este Tour. Las sensaciones siguen siendo buenas. Y lo importante es que recuperamos bien de un día para otro, al menos hasta ahora. Las fotos no puedo subirlas con más resolución, tarda mucho y se queda colgado. tendréis que disculpar este detalle. A ver si en alguno de los hoteles encuentro una buena wifi y subo alguna foto con más resolución.

Etapa 5: Carhaix- Cap Frehel

00:13 de la noche. Hace 10' que hemos entrado en la habitación después de fregar las bicis. Imagináis por qué? porque nos ha llovido, desde la salida, durante más de 3 horas. 15º de temperatura. Hemos llegado mojados a la meta. El sitio de la meta muy bonito. en total 169 km, tiempo 5:40 aprox. mañana confirmo datos con Paco. todo marcha bien. mañana etapa dura, por lo que me voy a acostar ya. disculpad que no cuelgue fotos hoy. a ver si mañana si tengo un poco más de tiempo. voy a mirar la predicción para mañana, espero que no nos mojemos. nos esperan unos 230 km.

hasta mañana y de nuevo gracias por vuestros ánimos y apoyo

Etapa 5: Carhaix - Cap Frehel

00:04 de la noche. Acabamos de entrar en la habitación después de fregar las bicis. Salida pasadas las 10:30, lloviendo y 15º de temperatura. Las tres primeras horas con lluvia, después amainó. Buen ritmo, regulando. en total han sido poco menos de 6 horas para recorrer 169 km. como sabéis, contamos desde la salida neutralizada, porque no hay ninguna indicación del lugar donde se da la salida oficial. Así que siempre sumamos algunos km más de los que pone la organización en su página. El paisaje de la llegada muy bonita.
Bueno, os dejo porque mañana nos espera una etapa muy larga y tenemos que descansar. Mañana o pasado intentaré colgar fotos

disculpad que no escriba más, pero el descanso es lo primero

lunes, 4 de julio de 2011

Etapa 4: Lorient-Mur de Bretagne

Nos presentamos en la salida de la cuarta etapa a las 10 menos 5, ya que habíamos quedado a las 10 con un chico belga que encontramos el día anterior y que también tiene la intención de completar el Tour de Francia. en su caso, se trata de un reto después de dejar de fumar, hace solo 4 meses. Esperamos hasta las 10:05 y viendo que no daba señales de vida, decidimos iniciar nuestra andadura. Al igual que en las otras etapas, el Tour menciona 172,5 km, a los que hay que sumarles 8 km, ya que en total hemos recorrido 180 km, que completamos en 6 h y 4’. Al contrario que las 2 etapas en línea precedentes, nos alejamos un poco del mar y nos adentramos en la Bretagna francesa. Recorremos carreteras secundarias, con muchos repechos que endurecen el terreno. Aún así rodamos bastante bien. A las dos horas de iniciar nuestra etapa nos encontramos con el periodista belga. Nos acompaña durante una hora, hasta que se detiene para comer y nos despedimos hasta el día siguiente, o cuando nos veamos en la carretera en alguna de las muchas etapas que nos quedan. Al detenerse a comer nos da la impresión de que está haciendo la aventura a otro ritmo. El resto de la etapa la hacemos los tres solos, a buen ritmo. Suavizamos en los repechos para no forzar demasiado y guardar fuerzas para todo lo que nos queda.
La 4ª etapa del Tour 2011 finaliza con una subida de unos 2km bastante duros. Llegamos allí, estiramos un poco, comemos algo y al coche. El hotel lo tenemos cerca, a unos 20 km. La mala noticia de hoy es el estado de las habitaciones. Sucias, húmedas…mucha dejadez. Pero bueno, está cerca de la siguiente salida y es barato. Además nos dejan meter las bicis dentro del hotel, en el bar, por lo que no tenemos que subirlas a las habitaciones.
Mañana 165km, que serán más porque habrá que sumarles los km neutralizados. El miércoles 226, que serán más de 230…ufff…Pero bueno, la ilusión sigue intacta, intentamos recuperar bien, estirando la musculatura, con nuestro alcohol de romero, y sobre todo, cenar muy bien.
Esperemos que el hotel de mañana sea algo mejor que el de hoy.
Conclusiones de la 4ªetapa:
El ritmo, sobre todo en las subidas, tiene que ser suave, que todos vayamos cómodos. Esto es muy largo, y se hará duro. En cuanto a comida y bebida durante las etapas, bebemos bien, unos 6-7 botes, pero quizás comemos poco. Por ejemplo, en esta etapa yo he comido dos barritas energéticas, un platano, media manzana, un sandwich de pate, un puñado de frutos secos y un gel. Para mañana pensamos que deberíamos comer al menos otro sandwich y quizás más fruta o alguna otra barrita. Sin embargo, tenemos buenas sensaciones y vamos recuperando bien. Pero aún así nos forzaremos a comer un poco más.

Vuelvo a reiterar desde aquí mi agradecimiento a todos los que seguís este blog y a vuestros comentarios. Muchas gracias, de parte mía, de Ico, Paco y mi padre, Alfonso. por cierto, una vez más agradecer desde aquí lo que está haciendo por nosotros, muy volcado y atento.
Os paso algunas fotos

domingo, 3 de julio de 2011

Etapa 3: Olonne sur mer-Redon

Las 23:05 de la noche, momento en el que por fin podemos descansar un poco y escribir unas líneas. La etapa de hoy ha sido similar a la del viernes, una etapa llana, con pocas dificultades montañosas, aunque con mucho viento. Eso ha sido lo peor. Aún así hemos rodado bien, a relevos de 3 minutos, como el primer día. Siguen las buenas sensaciones. Han sido 200'3 km en 6 horas y 21'. En la llegada nos hemos encontrado con una caravana que sigue a un periodista belga, que está haciendo lo mismo que nosotros. Hemos esperado su llegada, hablado un poco y quedado para mañana por la mañana, para hacer la etapa juntos.
Mañana 172 km, con dos cotas, una de 4ª y otra de 3ª, final de etapa. A mi padre le han dicho que es un sitio muy bonito. Ya colgaré alguna foto.

El traslado de hoy ha sido algo más pesado, una hora, buscar el hotel, ducha y a buscar restaurante para comer. Pero bueno, esto es parte de esta aventura.

cuelgo fotos, de la salida, del chupe que lleva Ico en su bici y de la llegada.

sábado, 2 de julio de 2011

Etapa 2: Contra-reloj por equipos Les Essarts-Les Essarts

Aprovechando que hoy la etapa ha sido más corta y hemos tenido mucho tiempo para descansar, la entrada es un poco más larga. Además he aprovechado el traslado en coche para escribir. En cualquier caso, tendréis que disculparme si algún día escribo poco, y será para no quitarme mucho tiempo de descanso. bueno, ahí va la crónica de hoy:

Después de una buena noche de descanso para los tres, comenzamos los preparativos para encaminarnos al pueblo de Les Essarts, desde donde partía la contra-reloj por equipos, correspondiente a la segunda etapa del Tour de Francia 2011. Paco e Ico vuelven a colaborar para obtener datos de variabilidad cardiaca al estar 10 min en absoluto reposo con el pulsómetro puesto. Yo también lo hago. Igualmente los tres completamos la Psychomotor Vigilance Task, la PVT, para obtener datos de tiempo de reacción. Con esos 20 min que dedicamos cada uno todos los días, espero obtener datos interesantes.
Desayunamos, nos preparamos y al coche. Llegamos al punto de destino sobre las 11:30 y buscamos la salida. Foto de rigor en la salida y empezamos a rodar. En el pueblo no podemos ir muy rápido, pero en cuanto salimos a la carretera comenzamos a rodar rápido, aunque no al 100%. Es bueno ir reservando, no entrar en anaeróbico para no acumular fatiga. Aún así rodamos a muy buen ritmo. Relevos de 3', como ayer. Al volver a entrar en el pueblo, para buscar la meta, bajamos el ritmo de nuevo. No hay que arriesgar con el tráfico. En total 23 km, 36,25'. Creo que teniendo en cuenta que no tenemos el tráfico cerrado por lo que hemos tenido que ralentizar mucho al salir y entrar en el pueblo, hemos rodado muy bien. Lo más importante es que las sensaciones han sido muy buenas.
Ya hemos completado las dos primeras etapas. Hoy tendremos mucho tiempo para descansar y recuperar. A partir de mañana, serán todos los días etapas largas, hasta el siguiente lunes que tendremos el primer día de descanso. Después del esfuerzo de hoy, mañana saldremos regulando el ritmo, tenemos que ir todos cómodos. Nadie puede ir forzado, porque si no lo pagará tarde o temprano. Seguimos con mucha ilusión y ganas, y más aún hoy cuando nos han contado que una amiga (Marí Loli,la mujer de Jose Garcia, nuestro amigo "cuenta") ha mandado un mensaje a Perico y Carlos de Andrés a través de Facebook y han tenido la deferencia de hablar de nosotros durante la retrasmisión, para mandarnos ánimos.
Sabemos que toda nuestra familia y amigos están pendientes de nosotros, nos apoyan y mandan mucha fuerza desde España, y también desde Bordeaux en Francia. Recibimos y sentimos ese apoyo.
Las sensaciones siguen siendo buenas, después de haber completado ayer más de 200 km en poco más de 6 horas. Pero hay que ser cautos, tenemos que ir siempre reservando fuerzas. Queda todo el Tour, lo más duro.
La convivencia sigue siendo perfecta entre los 4. Alfonso, mi padre, está volcado con nosotros, muy atento, preocupado de que no gastemos ni un gramo de fuerza y nos agobiemos con aspectos relacionados con los traslados, compras etc… como ya he comentado, sin su apoyo esto sería imposible.

Por cierto, al llegar a Les Sables d'olonne, donde está nuestro hotel, estaba pasando el pelotón del Tour y lo hemos visto. Como van!!
Os paso tres fotillos, una al salir, durante la etapa y al llegar. El fotografo oficial es Alfonso Sanabria

Etapa 1: Passage du Gois-Les Herbiers

Esta mañana partíamos del hotel con muchísima ilusión. Empezaba nuestra aventura, la aventura para la que nos hemos preparado durante 10 meses. Poco después de las 11:30 comenzabamos a rodar. La primera sorpresa fue el darnos cuenta que en los 191,5 km que la organización del Tour señala para esta etapa no entran los km de recorrida neutralizado. Así que al final nos han salido poco más de 204 km. El lugar de la salida muy bonito. El ambiente de caravanas, un día antes de la salida del Tour es impresionante. Durante todo el recorrido hemos visto muchas caravanas, que por cierto nos animaban. Y qué decir de la llegada...qué sensación!! cruzar la línea de meta, la misma línea de meta que mañana cruzarán los profesionales...Lo que hemos sentido es indescriptible. Hemos cruzado la meta juntos. Y le hemos pedido a un "acreditado" que nos hiciese la foto de rigor...para que comprobéis que realmente hemos estado en la meta!

En cuanto a la etapa en sí, salimos muy fuerte. Viento de cara, y de costado. Tened en cuenta que rodamos por la costa. Un dato, poco antes de completar las 4 horas de pedaleo, llevábamos 36,4 km/h de media. Muy rápido. Relevos de 3 minutos, muy bien compenetrados. En ese momento la carretera se endureció un poco, con repechos. Y llegó el primer suste de este Tour. Paco empezó a sentirse mal, dolor de estómago. Se descolgó, no enganchaba. Lo esperamos y nos paramos en un Bar, porque mi padre se había perdido un poco con el coche y tardó en llegar a darnos agua y comida. Muchos km sin comida y agua. Paramos, llegó mi padre, Paco comió y se repuso. A partir de ahí decidimos suavizar el ritmo. Aunque seguimos rodando bien. Al final, 31,4, ´204'5 km, calculad el tiempo, porque Ico se ha dejado el cuenta km en la habitación de mi padre. Pero vamos, unas 6 horas y 15' más o menos creo.
conclusiones de la primera etapa:
-Quizás debemos rodar más despacio en estas etapas llanas y con viento, que tanto desgastan, al menos al inicio.

-Tenemos que comer más encima de la bici.

Cosas que a partir del domingo corregiremos, porque mañana es la contre-reloj por equipos, 23 km.

Por lo demás decir que nos alojamos en un hotel con vistas al puerto, en Les Sables d'Olonne. Y que hemos comido mucho!!: Plato de pasta a la boloñesa + 2 escalopes con pasta para los 3 + profiteroles con chocolate caliente y bola de helado. Y los platos grandes. Pero lo necesitamos para recuperar.

Ah, hemos estirado muy bien, y se nota. Creo que vamos a recuperar bien, tenemos buenas sensaciones en este momento, después de comer.

Lo que si vamos a intentar también es dormir más. Ahora son las 00:44. Tarde. Pero bueno, esto es parte del REto, contarlo, para que todo el que quiera pueda seguirnos

Ah, muy buena sintonía entre los 4.

saludos a todos